domingo, 8 de septiembre de 2013

CERCAMENTE


  Te veo ahí, en lo alto, pero sólo me miras. Estiro mi brazo, que mide como un metro, y tú te alejas. Ya casi te toco, aprovechando tu inmovilidad por mi hipnotismo, pero la distancia es enorme, y yo parezco irme. Tan sólo me desvanezco, mientras tú aún existes, necesitándome, muriéndome.

jueves, 27 de diciembre de 2012

21 de diciembre de 2012

Decían que se iba a acabar el mundo, pero ya iban a ser las doce de la noche y nada. Ni un ovni, ni rayos, ni nada. El mundo seguía siendo el mismo. Los pobres seguían siendo pobres, los ricos seguían siendo ricos; los imbéciles seguían siendo imbéciles, y los inteligentes seguían siendo inteligentes. Yo no soy rico, sino pobre; tampoco soy inteligente, osea que soy un pobre imbecil, pensé. 

La cosa es que todo seguía siendo igual cuando salí a la calle, excepto por unas perras que perseguían a un perro; casi siempre es al contrario ¿no? Más bien parecía una noche de fiesta: la gente reía y gritaba y una procesión llevaba en andas a una especie de ídolo con cabeza de ovni, y frente a ellos un hombre arrodillado se tapaba la cara con las manos mientras pedía perdón por lo que hizo, perdón por lo que no hizo, perdón por lo que pensó, perdón por pedir perdón. 

Era un espectáculo entretenido, pero en su vértigo todo empezaba a morirse de irrealidad. Y arriba la luna miraba con una sonrisa muda, como testigo inerte. Yo me quedé mirándola fijamente, y quizá pasaron siglos desde que la miraba, y ya no era pálida sino roja, hasta acabar en una explosión que se expandió cegadoramente. Por fin algo me había salvado de este sueño que se teñirá de blanco cielo. 

sábado, 31 de marzo de 2012

Cuando muera

Pensé que cuando me muera me recordarás; y quizá llores cuando me veas en la rigidez de mi ataúd, como en un leve dormitar. Cuando muera, como en un sueño desagradable, querrás salir de la casa y correr hasta donde no te atrape el recuerdo; sentirás y verás cómo te acompañé una mañana, muy jóvenes. Cuando muera no me moveré, y tendrás miedo de verme dentro del féretro, pues preferirás recordarme como era antes, con la mirada fija y ese aire inquieto. Al final, cuando te hayas sobrepuesto y hayas respirado y secado las lágrimas en tu rostro y, muy cerca del cajón, me contemples a través del vidrio, verás cómo se forma una sonrisa en mi rostro.

                                                                                                                                             2/8/2002
                                                                                                                                             23:45 hrs.

sábado, 22 de enero de 2011

Algo fácil de olvidar

Iba caminando, esperando nada, preso de un amor drogoresistente, recordando aquellas tardes de yerba y cabello largo y mente abierta para explorar la fosa abisal y las galaxias y tantas huevadas, cuando de pronto me hallé frente a una tienda, y me detuve... quería verla.

Busqué la tarjeta de teletransportación en mi bolsillo; pensé que la había olvidado, pero ahí estaba. Entré y apunté hacia uno de los exágonos del techo... Aparecí en su casa. Parecía no haber nadie, pero podía sentir su presencia.

Entré en la cocina y hallé algo de carne, la cogí y tiré el hueso por la ventana para algún perro que pasara, como siempre... Y de pronto apareció: era el televisor que se encendió solo, ahí estaba, en las noticias, puta madre, la hubiese podido ver desde mi casa.

sábado, 26 de junio de 2010

medias tristezas

un beso conceptual...
alguno de estos días...
se va, se viene y va...
ansioso por pasillos...
sin nada qué decir...
sin nada de qué hablar...
y sería el día más feliz...
si no fuera verdad...
que es triste...
y tu cuerpo...
la escalera...
hacia un lugar del cielo...
sin luna mañanera...
ni invisible silencio...
y el uno por el otro...
y tú, preciosa y sola...
hacia europa...
hacia él...
hacia ti misma...
te estés yendo.

lunes, 8 de febrero de 2010

noventas

Y corriendo hacia atrás en busca de aquel día... un día de fe feliz... un día donde todos puedan matar sin morir... un día sin noche que solo es cielo oscuro sin ti...

domingo, 31 de enero de 2010

alguna verdad

la muerte es el estado natural y la vida es un milagro... los últimos años no son los más tristes... la música no es el alivio del alma... es su real naturaleza

lunes, 11 de enero de 2010

el perro

hoy fui a visitar a un perro...
estaba solo...
es un perro solitario, así le gusta estar...
acompañado unicamente por una persona, quien lo decida visitar...
hoy fui yo...
mañana no sé...
para la próxima vez trataré de llevar un gato...
y una rata...
y un pericote...
haremos un festín con las hormigas y cucarachas, hay muchas ahí...
las hay por los rincones...
y más en las oscuridades...
pero no son malas (las hormigas)...
ni las cucarachas...
ni yo...
ni nadie

sábado, 21 de noviembre de 2009

Podría haber sido así...

Lo encontró en una parte del campo, tirado con la hierba seca a su alrededor. En sus manos una carta.

Limpio de sí mismo, se fue a caminar... para transformarse en solo una línea horizontal

miércoles, 21 de octubre de 2009

vivir

¿porqué no se puede vivir
con una radio
un lápiz
una olla mágica
que dé comida cada día y cada mañana y
porqué tenemos que ver las caras
de los demás
sin morir solos como debe ser?

martes, 29 de septiembre de 2009

Esperando la eternidad

Donde estás
Yo estoy
Vivo
Por ti y desde ti
Soñando con encontrarte
Como un alma transparente
Sin miedo y sin mí
Intacto tu amor
Eterno
Lúcido
Esperando
Sin cansancio
De esperar
Por ti.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Fui a mi casa y llegué hasta el fondo; en el baño, mi water se había atorado y tuvieron que sacarlo; ahí estaba, a un lado del hueco que llevaba al desagüe y desembocaba en el patio trasero; así abrí la puerta de atrás y vi que el agua empozada había formado un gran estanque que se alargaba y al fondo se transformaba en una selva... vi árboles y al abrir el caño de mi baño, jalar la palanca... un vendaval de agua cristalina inundó la laguna rectangular que terminaba en una jungla, con animales exóticos, inofensivos... un tipo entró luego a mi casa, y se aventuró en la selva y saltó entre los troncos... vi que de las altas lianas descendían loros gigantes, del tamaño de un niño, bajaban y no precisamente amigablemente como pensé en el principio, más bien se deslizaban sigilosamente, viendo a la presa que era el tipo que se deleitaba entre las pantanosas aguas. Vi de nuevo a mi baño y me quedé tranquilo.

lunes, 10 de agosto de 2009

Una fría tarde de invierno salí a caminar entre tus botas. Tenías tacos bajos como los deseos. Los dientes cayeron entre las dos nubes del cielo. Los botones de seres imaginaron algo sincero.

domingo, 19 de abril de 2009

SIEMPRE

la palabra siempre da miedo
todos nos morimos de alguna depresión
de tanto empujar el cielo con las manos
nos hundimos alargados junto con los pies
mas tus manos me salvan de lo eterno
me hacen uno contigo en el placer
pues te conozco de siempre aunque dé miedo
correr un día un minuto entero sin ti

sábado, 11 de abril de 2009

Más Caín que Adán

Soy algo orgulloso y vago, por eso no la seguí. Estoy más caído que Adán en el día de la madre; solo y apesadumbrado; y ella abraza a un Cristo de madera. Y quiero fumarte hasta no ser parte ni de ti; y luego abrazar esa hoja del árbol, para olvidar esta piel.

sábado, 4 de abril de 2009

Si quieres diversión... si quieres vivir... si quieres amor... si quieres tirar... hazlo... pero sin pagar... yo lo quiero gratis, y de verdad... pero nunca es gratis... y nunca es de verdad.
Así que me fui caminando, lento, en busca de una chica. Llegué al centro cultural de España, la vi, y luego quise irme. Caminé de nuevo, rumbo a 28 de julio, que es una avenida; tomé el carro, una "cúster", un vehículo lleno de infrahumanos, y yo era uno más. No nos dimos lo poco y mucho que tenemos; nos dejamos ir por los caminos individuales; ahora sé más de ella que cuando la tenía al frente.Todo esto es un absurdo, pero tenía ganas de escribir.

lunes, 9 de marzo de 2009

Desequilibrado
desequilibrando algunas cosas
como tu mirada en la nubes
cayendo en lluvias para no mojarme
pero
ya no estoy cayendo
ya no hay más abajo
ya nunca tendré
y me está matando
el deseo de jugar
a ser uno más
andando.

miércoles, 4 de marzo de 2009

Una noche corta

Una noche en la misma ciudad. Un día más ha pasado. He caminado por la larga avenida; tan larga era que al atardecer llovió, y cuando terminé de recorrerla ya todo estaba seco, siendo la noche de una blanca luna. Pero ahora me viene a la mente un rostro, un alma, que me quiere decir algo. Y la recuerdo: infinita... es ella, quien ocupa mis pensamientos cortos, largos, mis preocupaciones minúsculas y todo lo que me rodea. Ella es mi sola esperanza, mi pasaporte, mi vida.
Quiero verla, mirarla a los ojos, sí... mirarte a los ojos, alzar mis manos y sentir tu rostro, tus cabellos, tu piel, acercarme a ti y olerte, llenar mis sentidos de ti, y que me quieras. Pero es algo incierto, no sé si me quieras, ni siquiera sé si piensas en mí una sola vez al día. Sólo me queda escribir.
¿Leerás esto? ¿seguiré sintiéndote? ¿te besaré? ¿seremos felices juntos amaneciendo el amor y disfrutándolo cada vez?

jueves, 19 de febrero de 2009

Tus ojos te sirven
para mirar bonito
como sol de madrugada
como dulce caricia
de labios que sonríen
al infinito...
Y aquí estoy yo
luchando contra el ruido
el ruido de diez motores
matando cosas
diez mundos
cincuenta kilos

miércoles, 18 de febrero de 2009

Un fin

Sobre un cuento que oí... telepáticamente:

Salía del cine -que años después se convertiría en iglesia (tanto barroquismo en la arquitectura) cuando vi a un tipo con cara de máscara, cabellos largos, parecía ir o venir de una fiesta de disfraces... y sacó un revolver; me disparó dos veces en el abdomen, luego le disparó a otro tipo; luego alguien le quitó el arma y le disparó con la misma, que vino a caer cerca de mí... la tomé y disparé al aire, para que vengan los bomberos... Pero no vinieron, vino un volkswagen con tres personas dentro... me metieron en el carro, y me interrogaron porqué las heridas no me sangraban... yo trataba de llamar al 116 con mi celular, pero nada... Les dije a los tres tipos que vean mis heridas, porque yo no tenía el valor, pero nada... yo sentía que las heridas se cerraban, pero que de alguna manera la sangre se me desvanecía... hasta que todo se puso nublado... Y el mundo desapareció.

domingo, 8 de febrero de 2009

Algo me dice en la mente
que quiero hablar con el viejo
ratón que vive tras las rocas
entre ellas se camufla con su olor de plomizo
algo me dice que ya no corra
atrás de un carro de un bus o de un río
las veces que llegué tarde
fue por ir rápido en una nave
dame un bocado que muero de frío
verano frío invierno helado
dame un helado que tengo frío
dame algo que nado
a través de la nada y no existo.

viernes, 6 de febrero de 2009

Iba por la calle, se supone que caminando, hasta que la vi... parada en una esquina, con su boca, ojos grandes, cabellos castaños... la vi, la vi...

Pero había tanta confusión en la calle, la gente iba y venía presurosa, corrían de un lado a otro y cruzaban la pista sin mirar... cogí mi walkman, lo quise encender, no encendía, lo abrí, saqué las pilas (no podía soportar el ruido de la gente), eran duracell, mordí una, me la tragué, mordí el disco, me corté la lengua, y la sangre fue el postre del moribundo que fui, echado en un sucio jardín.

lunes, 5 de enero de 2009

Mejor escribir cuentos

Kafka se ganaba la vida haciendo traducciones para la gente de su barrio. Un día fue a cobrarle al ebanista por un trabajo que la había tomado una semana. Llegó hasta la oscura y laberíntica quinta, subió un par de escaleras y tocó la puerta. El ebanista, un tipo con cabellos largos y grises, le hizo pasar al taller: un lugar todo oscuro, de igual madera vieja que las demás viviendas, mezclado con el olor de la madera nueva recién trabajada, con esos tallados que no merecían las casas que se caían por pedazos.

- Ahí está tu paga.
- Dónde.
- Esa madera que irá sobre tu puerta, como las casas decentes.

Kafka se acercó al pedazo de madera que tenía una inscripción: "CASA SOLIDARIA". Le pareció un nombre inconveniente, pero el ebanista le dijo que era el más correcto para ponerlo sobre el dintel de su puerta (casi todo el mundo tenía sus nombres grabados en igual metal dorado: "CASA DE BAUER", "CASA DE BENDEMANN", etc). Kafka pensó que lo iban a tomar por beneficencia, pero igual aceptó el pago en forma de tabla de madera tallada.

Salió un poco confundido del taller y dió una vuelta de más por los oscuros pasadizos hasta que vió a dos mujeres gordas al final de una escalera; las siguió y se encontró con un largo y angosto pasaje. Quiso volver a la quinta pero otra mujer detrás de suyo se lo impedía. Ellas arrastraban costales llenos de la basura más apestosa: restos de comida en descomposición; además iban sucias y parecían ladronas.

Al llegar al otro lado del pasaje, donde todo era un mercadillo de cosas viejas, se dió cuenta de que no tenía su madera tallada... las mujeres le habían robado. No se atrevió a acusarlas, sabía que no tenía las de ganar, pero igual caminó varías veces a través del pasaje, buscó en los puestos, llegó hasta el otro extremo donde terminaba el pasaje en un restaurant para pobres donde las mujeres de los costales servían platos de cebollas lavadas con pedazos de fruta mordida.

Salió de ahí, por fin, al desierto adornado con carros abandonados. Se fue con la firme determinación de no volver a ese lugar, de todos modos lo que le pagaban nunca le alcanzaba, y quiso buscar otra ocupación.

viernes, 26 de diciembre de 2008

es como coger una manzana del cielo
ya no hay pecado
vivir sin morir
como decir "te amo"
sin pronunciar palabra
sin dolor de cabeza
porque ya no la tienes
pues me han cortado los brazos
pero eso igual ya no importa
todos los recuerdos
mecen mi alma
y la manzana baja
hasta llegar a mi boca
que mastica sin moverse
y el amor flota en el aire
como dos gatos karatecas
amándose
mientras un perro
se come mi mano
y a lo lejos
una niña feliz
abraza a su padre
y a su madre.

sábado, 6 de diciembre de 2008

la vida nos junta y nos separa
somos tantos seres humanos que siempre nos hallaremos

de un lado a otro en una esquina
volviendo de un lado para llegar a otro
mirando detrás sin voltear por el rabillo del ojo
tentando el aire con las manos
dejando
que la vida
nos vaya llevando
a través de los ojos
con el viento y flotando...

lunes, 1 de diciembre de 2008

Poder ir corriendo hacia algún lugar... Verte y no verte. Poder juzgarte por tu forma de mirar. Vivir un día en tu mente. Verte y que me veas, a través de mis lunas, y de las tuyas. No quedarme congelado ni derretirme. Sentir tu piel... Pero el viento borró mis brazos, de tanto volar corriendo.

viernes, 21 de noviembre de 2008

una mirada buena
no la vi
no la veo
pero siento
que debo buscarla
entre las cosas que caen
largas alrededor tuyo
tu perfil y tu de frente
no la veo
pero la siento